Cuento: El campesino que no quería ver la inundación (Viki Morandeira)


Me gustaría contarles un cuento que se me acaba de ocurrir,.... que quiero usar a modo de metáfora para quienes se sientan mal por alguna situación que les ha ocurrido y les cuesta superarla.


Este cuento, podemos situarlo en cualquier país, en la zona rural. Porque el protagonista de nuestro cuento es un agricultor. Había preparado la tierra para sembrar su cosecha, había trabajado duro y sembrado su parcela. Los días y los meses, habían ido pasando, y el también había estado ocupado cuidando de sus tierras.

Sus tierras, habían pertenecido a sus abuelos, luego a sus padres y ahora eran de su propiedad. Con lo que allí cultivaban, habían vivido sus antepasados, y ahora, lo hacía su familia. Además, le sobraba un poco para vender y comprar otros productos.

Un día, el clima de su región se volvió inestable, y comenzó a llover. Llovió varios días y como la tierra era buena, fue absorbiendo el exceso de agua. Pero de pronto, ocurrió un imprevisto. Sin que el agricultor estuviera preparado para ello, uno de los ríos cercanos, que en otras épocas le fue útil para regar sus tierras, ahora se desbordaba. Sus tierras, que estaban cerca del cauce del río, pronto se anegaron. Pero el agricultor, seguía mirando al cielo, para que dejara de llover.
El agricultor, vio venir las aguas, pero no creyó que esto le fuera a pasar a él.
El agricultor, vio en las noticias campos inundados, donde los campesinos se afanaban por cosechar pronto lo que estuviera disponible, para no perder el trabajo de todo el año, pero no vio que eso le estaba pasando a él.

No quiso aceptar la realidad. En lugar de mirar su campo, de ver que sus cultivos estaban bajo el agua, y de tomar alguna medida, el campesino siguió negándose a ver la realidad. Siguió negándose a mirar hacia sus campos y en lugar de eso, continuó mirando el cielo.

Cuando las aguas bajaron, sus vecinos, que en lugar de mirar hacia otro lado, aceptaron la situación y emprendieron algunas medidas, como cosechar lo que se podía y así pudieron guardar algo de comida para los primeros meses.

En cambio él, que se resistió a aceptar lo que había pasado, que se negó a ver la realidad, pasó un año duro, de penalidades y angustias hasta que las tierras estuvieron listas para una nueva siembra.

Durante nuestra vida, hay eventos que NO queremos que ocurran. A diario nos ocurren cosas que no nos satisfacen. Pero es en aquellos momentos en los que una gran "inundación" llega a nuestra vida, cuando corremos más peligro. Si nos negamos a aceptar la realidad, si nos empeñamos en pensar que "esto" no nos puede pasar a nosotros.... estamos perdiendo un tiempo valioso, que deberíamos aprovechar para hacernos cargo de nuestra vida, para asumir nuestras responsabilidades y para tomar las decisiones oportunas.

Si te has separado, y te niegas a aceptarlo, permaneces mirando hacia otro lado, mientras las aguas están arrasando tu futuro.... pierdes mucho. No te resistas a la realidad. Asúmela. Y una vez que hayas ACEPTADO lo que te ha pasado, podrás comenzar a dar los pasos necesarios para salir adelante.


Pero para salir, es necesario asumir que la realidad es la que es, y por mucho que nos quedemos mirando para otro lado, que nos quedemos quejándonos de nuestra mala suerte, que nos atasquemos echando la culpa a los demás..... mientras no aceptemos y asumamos nuestra responsabilidad, seguiremos hundiéndonos y con el agua hasta el cuello.


Viki Morandeira
Tu Coach Personal


Características de la Mala Comunicación

Comunicación en la Pareja

Características de la Mala Comunicación

1. Hablar desde una postura defensiva

En alguna ocasión, sentimos que la otra persona, al hablar "nos ataca". Y rápidamente, respondemos a la defensiva. Como dice el refrán que la mejor defensa es un buen ataque, por lo general, cuando nos sentimos atacados, heridos, respondemos contraatacando.
Si la otra persona nos está diciendo que algo de lo que hemos hecho, no ha estado bien, en lugar de reconocerlo, actuamos sin admitir ningún error.
Si sentimos que la otra persona nos está marcando un defecto, cerramos los ojos a la realidad, no aceptando tener nada malo.
Cuando nuestro interlocutor nos demuestra o nos dice que se siente mal, en lugar de reconocer sus sentimientos, en lugar de aceptar que podemos tener una parte de responsabilidad en cómo se siente la otra persona, respondemos critícando.
Este fallo de comunicación, nos aleja de las personas y deteriora nuestras relaciones personales.

2. Culpar a los demás y ocupar el lugar de víctima

Cuando surge un problema o una diferencia, cuando nos sentimos heridos o dolidos por algo, solemos culpar a los demás por ello. Empezamos nuestras conversaciones con un "Tu has hecho..." "Tu has dicho..." o "Tu no has hecho..."
Los problemas de comunicación en este aspecto surgen cuando la otra persona no se siente en absoluto la "culpable" de lo que nosotros le estamos "acusando". Es más, el ponernos en el lugar de la Víctima, no nos hace ningún favor en ningún caso. Ni en nuestra relación de pareja, ni con amigos, ni en nuestro trabajo. Adoptar una postura de martir, de víctima inocente de las circunstancias, del mal trato de los demás, empeora las posibilidades de comunicación y de solución de conflictos.

3. Estar convencido de tener "la" razón

Otro de los aspectos importantes donde fallamos en la tarea de comunicarnos, es en insistir en que los demás están equivocados y nosotros tenemos la razón. Defender a capa y espada nuestra postura o nuestra opinión suele ser el inicio de una discusión. No escuchar apenas lo que el otro dice, porque ya sabemos que opina diferente a nosotros es un error que puede terminar con una amistad de años.

4. Despreciar o humillar a la otra persona

Junto con defender nuestra "razón" a muerte, incurrimos en otro error fatal de comunicación que arruina matrimonios, relaciones con los socios o compañeros de trabajo y es el despreciar la opinión del otro. Cuando defiendo con demasiada vehemencia mi opinión, no estoy dando lugar al otro a disentir, a opinar de otra manera. Incluso, a veces, sin conocer la opinión de la otra persona, hacemos que se sienta obligada a callar para no demostrar que opina diferente, para no ser humillada o despreciada. Cuando hablamos de los demás y de sus logros con desprecio, tratando al otro como un fracaso. Las expresiones del tipo: "nunca haces nada bien", "siempre llegas tarde", "nadie podría confiar en ti", son dardos envenenados que lanzamos a nuestro interlocutor.

5. Actuamos de forma exigente

Este error de comunicación, que suele ser habitual, pasa desapercibido para quien lo comete. La persona que no comunica bien, se siente herida, se siente ofendida, se siente dolida por los demás, se siente tratada de mala manera y se enfada porque los demás no actúan como "deberían" actuar. En su interior (y también puede exteriorizarlo) proclama que merecería ser tratada de mejor manera. Los demás son injustos por tratarle mal y no asume la parte de responsabilidad que pueda tener en este problema de comunicación. Encontramos en la otra persona una "cabeza de turco", un problema que la otra persona debe resolver y que a nosotros no nos pasa nada, cuando en una pareja, ambos podemos hacer mucho por mejorar la comunicación.

6. Negar que exista algún problema

¿Cuántas veces tu pareja te ha preguntado ¿qué te ocurre? y le has dicho, Nada.... aunque en realidad SI pasaba algo? Insistimos en que no estamos enfadados, no estamos dolidos o no estamos tristes, a pesar de sí estarlo. Cargamos la sensación de frustración, sin sentido, porque creemos que decir como nos sentimos, no ayudará a resolver la situación. O a veces, pretendemos que la otra persona, ADIVINE, qué es lo que me pasa, qué es lo que ha hecho mal, sin tener en cuenta que no tendrá la misma perspectiva de la situación y puede que su conclusión sea muy distinta a la que nosotros hemos sacado.

7. Comunicar con sarcasmo o con agresividad pasiva

No solo nos comunicamos con palabras que forman oraciones, también nuestros gestos, nuestros silencios y nuestro tono de voz forman parte de la comunicación. Muchas veces, podemos transmitir hostilidad que no reconocemos abiertamente, al hablar en forma sarcástica, o al usar cierto tono de voz. Y otras veces, poner caras, hacer gestos de desaprobación, callar, abandonar la habitación precipitadamente, dando portazos, también forman parte del mensaje que transmitimos.

8. Desviar el problema

Otro fallo de comunicación grave, se produce, cuando en ocasiones, en lugar de ocuparnos de lo que ambos sentimos en ese instante, en el momento presente, nos desviamos y volvemos al pasado, sacando a relucir una larga lista de quejas e injusticias que hemos sentido con anterioridad. Por lo general, cuando discutimos, no empezamos de cero, sino que llevamos el arma cargada. En la recámara tenemos cada pequeño detalle de desacuerdos que tuvieron lugar en el pasado, pero que no hemos resuelto, y con los que no hacemos más que echar más leña al fuego de la presente discusión.

9. Ayudar

Otro fallo, que solemos cometer, es creer que quien nos cuenta sus problemas siempre lo hace buscando que le solucionemos la situación. En lugar de escuchar, de empatizar, de ponernos en su lugar y comprender como se siente, en lugar de prestarle nuestro hombro para que llore si así lo necesita, fallamos al intentar "resolverle" su problema, al creer que tenemos "la solución" para sus males. Con esto, corremos el riesgo de hacer sentir a la otra persona inferior, al ver nosotros soluciones muy "faciles" para los problemas que la otra persona cataloga como "graves". Además, corremos el riesgo de sentirnos frustrados y no escuchados, cuando vemos que la otra persona no ha seguido nuestro consejo.


¿Has visto los errores que cometes al comunicarte con los demás?
¿Los has podido reconocer? Adelante, entonces, tienes la oportunidad de aprender y mejorar la forma en que te comunicas con los demás. Esto mejorará tus relaciones.

Viki Morandeira
Tu Coach Personal



¿Qué le pasa a mi esposo?


Recuerden que pueden pedir mi libro sin Gastos de Envió para España.

Les dejo un enlace... donde pueden ver algo más. Tablón de Anuncios


Viki Morandeira
Tu Coach Personal
www.crisisdelos40.tk

Toma las riendas de tu vida


En España, día tras día se sigue destruyendo empleo. Algunas previsiones hablan de 2000 despidos diarios durante el 2012. Si, CADA DÍA, 2000 personas, 2000 padres o madres o hermanos o tíos o primas, o amigos..... se quedarán sin empleo.

¿Vas a esperar a que te toque? o ¿ya estás en la lista de desempleados?

En su libro los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, Stephen Covey propone ser "proactivo".

¿En qué consiste la Proactividad?

Ser proactivo es lo contrario a ser reactivo. Y ser reactivo es esperar a que las cosas sucedan para actuar, esperar a que te despidan para buscar trabajo o para pensar en dedicarte a otra cosa.

Cuando empezó a notarse la crisis, allí por 2008, mi marido y yo, miramos algún documental sobre la crisis del 29. Y en ese documental, decía que muchas personas se pusieron a estudiar durante la depresión que siguió a esa crisis. Entonces, en ese momento, yo tomé la decisión de ponerme a estudiar. Primero, Coaching Ontológico, luego, Inteligencia Emocional y ahora estoy estudiando Practitioner en PNL!! Si, no esperé a que la crisis me hundiera, me preparé para poder valerme por mi misma sin necesidad de una empresa.

¿Qué puedes hacer tú para convertirte en tu propia empresa?
¿Qué actividades que realizas en tu tiempo libre, o como ocio, podrías convertir en algo rentable?
¿Eres hábil en algún deporte?
¿Eres experto en algún hobby?
¿Te gusta escribir?
¿Te gusta cocinar?
¿Te gustaría estudiar algo?

No esperes a que el agua te llegue al cuello.... empieza ahora a analizar qué te gustaría hacer, a qué te gustaría dedicarte. Pon anuncios ofreciéndote como empleado, como profesor, como profesional.... Una estupenda web donde puedes poner tus anuncios, es www.tablondeanuncios.com

Además, sabes qué he descubierto? ¡Tienen unas plantillas para poner tus anuncios en papel, de esos que abajo tienen las tiras con tu número de teléfono. Se pueden diseñar online, directamente desde la página web de tablón de anuncios , para luego descargarla en tu ordenador o también enviarla por mail. ¡¡¡Es genial!!!

¿A qué esperas? Ya puedes poner tu anuncio online, ofreciéndote para enseñar aquello que se te da bien, y además, puedes imprimir tu anuncio y pegarlo por tu barrio!!!!

NO SEAS REACTIVO. PONTE EN ACCION ANTES QUE EL AGUA TE LLEGUE AL CUELLO!!!




Viki Morandeira
Tu Coach Personal
www.coachingparaprotagonistas.com
www.crisisdelos40.tk

Deja de Gatear, ya es hora....


Uno de nuestros mayores enemigos para alcanzar nuestros objetivos es nuestro cerebro. Esta preparado para tomar las decisiones oportunas para sobrevivir. No está programado para que salgamos de la zona de confort, para ir más allá donde todo lo tiene controlado.



Estar en la zona que conocemos (A), tiene sus ventajas: estabilidad, seguridad, facilidad, comodidad, relajacion, certidumbre.... Hacer cada día lo que sabemos hacer y que no nos genera inseguridades ni ansiedades podría estar bien.... pero.... en esta zona de confort también tenemos desventajas: estancamiento, aburrimiento, pasividad, rutina, astío, desmotivación, frustración, retroceso.....

En nuestra vida diaria, nos adaptamos a estar cómodos, nos acostumbramos a unas rutinas y acciones que nos satisfacen pero no nos realizan como personas. Por eso es tan importante saltar esa barrera que nos meta de lleno en la zona de aprendizaje. Cuando entramos en acción a pesar de los miedos e inseguridades, aprendemos, dominamos una nueva habilidad, y eso nos hace ampliar nuestra zona de confort.

PIENSA: Cuando ves un bebé que gatea, para él, eso es algo seguro, algo que sabe como hacer, está en un lugar desde donde conoce su dominio. Pero poco a poco va descubriendo que desde esa zona de confort hay muchas cosas a las que no llega. Y da el paso, lo intenta, se pone de pie. Descubre que desde allí tiene más posibilidades y de pronto cae. Un bebe, no se detiene ante ese pequeño fracaso. Al contrario, vuelve a levantarse y a salirse fuera de su zona de confort, tantas veces como sea necesario hasta que lo consigue. CAMINA!!! y una vez adquirida esa habilidad, ha ampliado su zona de confort.

Nosotros, que nacemos iguales, y con solo dos miedos (a caer y a los ruidos fuertes) fuimos capaces de pequeños de superar ese miedo primegenio para adentrarnos en el mundo de los adultos.

Pero ahora, una vez adultos, hemos ido incorporando infinidad de miedos inservibles que nos limitan en nuestra vida diaria, que nos confinan a nuestra "jaula" de confort, que nos retienen en la mediocridad de una vida donde "vamos tirando". Donde nos conformamos a nosotros mismos con mensajes planos sin ninguna posibilidad de dejar de gatear. A caminar se aprende superando nuestro miedo y volviéndolo a intentar luego de cada caída. Pues a tener éxito se llega igual, entrando en acción a pesar del miedo y levantándonos luego de cada error.

De pequeños tenemos la suerte que nuestros padres nos motivan a levantarnos, nos dan la mano, nos dan la confianza necesaria para conseguirlo. Ahora, de adultos, la mayoría de las personas se aferran a sus zonas de confort, y lo que es peor, "meten miedo" a quienes quieren salirse!!!! Sus vidas mediocres y planas, donde como no están tan mal... no deben ser un modelo que sigamos. NO. Si tu meta es ser un mediocre y vivir una vida mediocre, adelante. Estás en tu derecho..

Pero por favor....
No le digas a quien se ha caído que ya no se levante.
No le digas a quien tiene sueños que son imposibles.
No le digas a quien quiere avanzar, que el camino será dificil y lleno de baches.
No le lleves en brazos para que no caiga.
No impidas que deje de gatear y aprenda a caminar.

Todos necesitamos caer para aprender a levantarnos. Y te aseguro, que es mayor el daño que hacemos al evitar estas caídas, que en el error en si, que puedan cometer.

Deja tu zona de comodidad, deja tu conformismo atrás, explora la zona B y aprende a sentirte cómodo en ella.... poco a poco y día a día irás ampliando tu zona A, hasta el infiinito!!!!! Los únicos límites son los que tu te pongas y los que dejes que los demás te marquen. Estamos llamados a brillar, no seamos zombies en una vida de trabajar para vivir.... Trabaja para aprender, para disfrutar, para crecer, para ampliar tu zona de confort y para ser ejemplo de quienes te rodean.... CRECE.

Si quieres saber como salir de tu zona de confort, te recomiendo el siguiente artículo.

http://cordobacoaching.blogspot.com/2011/06/como-sobrevivir-fuera-de-tu-zona-de.html

Viki Morandeira
Coach Personal

CUENTO: El Sabio y el Rey


Comunicarse no es "soltar" lo que tenemos que decir... así, sin más....

voy a dejarles un cuento para hacer más gráfica esta opinión.

"Un Rey, soño que había perdido todos los dientes. Cuando se levantó, mandó llamar a un Sabio, y le pidió que interpretara su sueño.
¡Qué Desgracia!, mi señor!!! - exclamó el Sabio. - cada diente que se te ha caído, representa la pérdida de un pariente suyo.

-¡Qué insolencia! - gritó el Rey enfurecido- ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí! y llamó a su guardia para que lo echaran, pero que previamente le dieran 100 latigazos.

Mas tarde, mandó llamar a otro Sabio, y le relató el mismo sueño. Este nuevo sabio, tras escuchar al Rey con atención, le dijo-
-¡Oh, Excelso Señor! Te ha sido reservada una Gran Felicidad. El sueño, significa que sobrevivirás a todos tus parientes.
Escuchado esto, el rostro del Rey se iluminó y ordenó premiar al sabio con 100 monedas de oro.

Uno de sus sirvientes, al salir el segundo sabio de Palacio, le dijo... No entiendo nada lo que ha pasado. Tu interpretación del sueño del Rey es igual a la del otro sabio. A ti te han dado 100 monedas de oro y al otro 100 latigazos. No lo comprendo.

- Recuerda bien amigo mío, - le respondió el Sabio- que todo depende de la FORMA en el que digas las cosas. ... uno de los grandes desafios de la humanidad es aprender a comunicar....

La felicidad o la desgracia, la paz o la guerra dependen de como las comuniquemos. La verdad, debe ser dicha, pero dependiendo de la forma en que la digamos, puede provocar grandes problemas. La verdad, continuó diciendo el Sabio- puede compararse a una piedra preciosa.

Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado. El hombre, ha recibido el don de la palabra, y cuando la emplea adecuadamente, transmite mensajes que nos ayudan a ser mejores""


Procura seguir los fundamentos para la comunicación que se postulan desde el Coaching Ontológico, y ten por seguro que no recibirás latigazos.

1º Cuida al hablar, la autoestima del otro. (no ofendas, descalifiques ni menosprecies)
2º Enfoca en el problema, no en la personalidad del otro (no juzgues, no etiquetes, refiérete a las circunstancias y no a las personas)
3º Empatiza y Se Asertivo (ponte en sus zapatos y transmite tus necesidades y sentimientos)


Viki Morandeira
Tu Coach Personal