Los 9 Pilares de la Resiliencia

En el artículo anterior, escribí sobre qué es la Resiliencia  Hoy, me gustaría ofrecerte, cuales son los 9 pilares de la resiliencia.

Estos pilares, son las características que posee toda persona capaz de ser resiliente en situaciones adversas.

No es algo inamovible. Si crees que te falta alguna de estas cualidades, puedes trabajar para adquirirla y asi, conseguir superar cualquier adversidad.

9 Pilares de la Resiliencia

  1. Autoestima Consistente. Tener una sana autoestima, es la principal base para conseguir ser una persona resiliente.
  2. Introspección: es la capacidad de preguntarnos a nosotros mismos y darnos respuestas honestas, sin excusas, sin victimismos, con responsabilidad, sin ver las situaciones peores de lo que en realidad son.
  3. Independencia: consiste en la capacidad de mantener un alejamiento emocional y físico, de las situaciones conflictivas.
  4. Sociabilidad: una persona capaz de relacionarse con los demás, puede dar y recibir afecto, incluso en los momentos más duros de su vida y en las peores circunstancias externas. La baja autoestima y la autoestima exagerada son impedimentos para una sana capacidad de relacionarse.
  5. Autoexigencia: esta capacidad, nos habla de las personas que a pesar de estar en momentos duros, consiguen tener iniciativa para superarse, para marcarse retos, para ir creciendo sin importar el medio en el que se encuentren.
  6. Humor: poder reírnos de nuestros propios problemas, de nuestros propios errores, es algo fundamental. Nos evita o distrae temporalmente de las emociones negativas para asi superar situaciones desfavorables.
  7. Creatividad: incluso en las situaciones más caóticas, se pueden encontrar soluciones y salidas creativas a la realidad en la que podemos estar inmersos.
  8. Mantener sus Valores: cuando somos capaces de mantener vivos nuestros valores, sin ir en nuestra propia contra, aunque los demás lo hagan, tendremos la seguridad de salir mentalmente sanos de muchas adversidades.
  9. Pensamiento Critico: cuando tenemos esta cualidad, somos capaces de analizar las situaciones, desde fuera, para tomar las decisiones adecuadas, responsabilizarnos del resultado de nuestras acciones y emprenderlas cuando sea necesario.
Un buen ejemplo de una situación de resiliencia, es la película La Vida es Bella. A pesar del horror de vivir en un campo de concentración, el personaje principal, hacía uso de todas estas cualidades, para enfrentarse a la dureza y crueldad de la propia realidad, con una actitud positiva, sin dejarse arrastrar por la desesperación.

Una persona con inteligencia emocional, tiene muchas más posibilidades de superar adversidades, superar duros golpes en la vida, sin permitir que esto le afecte a nivel físico y emocional.

Viki Morandeira
Tu Coach Personal